Hoy voy a sumar a mi blog un pequeño relato romántico que compartí hace un tiempo en mi perfil de Instagram.

Se trata de una breve historia relatada a través de una serie de fotografías, con el hilo conductor de esas pequeñas notas adhesivas que todos tenemos sobre la mesa y a las que casi nunca prestamos atención, los post-its.

Todo comienza con una breve nota en la taza de café de nuestra protagonista.

¿Te tomas este café conmigo?

#postitmisterylover en Instagram

 

2018-01-19 (3)

“Hoy solo era otro día gris en la oficina. Pero al volver a mi mesa, me he encontrado este mensaje.

Es un misterioso mensaje de amor”

 

 

2018-01-19 (5)

“Otro día gris en la oficina, y ya estoy esperando a alguien llegar. ¿Quién será ese descarado? ¿Cómo se atreve a dejarme corazones, así, a la vista de todos? no tiene vergüenza…

Tendré que estar alerta: puede aparecer en cualquier momento.”

 

 

 

2018-01-19 (7)

“¿Cuál es el camino a tu corazón? Los días de oficina ya no son tan grises.”

 

 

 

2018-01-19 (9)

“Lunes por la mañana y por lo visto, alguien esta esperándome.. . Pausa para el café solo para valientes.

Definitivamente, los días grises en la oficina se han acabado.”

 

 

 

2018-01-19 (11).png

“No sé quien es, pero… ¿de verdad importa? El misterio le rodea.

Lo que todavía no tengo claro es si voy a aceptar o no ese café.”

 

 

 

2018-01-19 (13).png

“Vuelvo de la reunión y me encuentro esto. ¿Valdrá la pena? Tendré que comprobarlo por mi misma.

Creo que si me lo pide de este modo, me atrevo”

 

 

 

2018-01-19 (15)

“Mañana…mañana será el gran día. ¿seré tan valiente como me siento ahora?”

 

 

2018-01-19 (17)

“Al final, estuve allí, verdaderamente emocionada, pero solo encontré una nota y café para dos.”

 

 

2018-01-19 (20).png

“Me di la vuelta, y ahí estaba él: Ben, de informática. Ahora ya se quien es mi admirador secreto…

Bajo sus gafas de pasta, esconde unos ojos azules de infarto.”

 

 

 

2018-01-19 (22).png

“Esto es lo que me he encontrado en mi mesa del despacho esta mañana.

Yo también lo echo de menos.”

 

 

2018-01-19 (24).png

“Corazones de Origami de parte de mi compañero de cafés mañaneros. Cada día compartimos uno, y poco a poco, cada vez más cosas.

Ya no odio la oficina.

Ni siquiera los lunes.”