Las cosas que no has hecho se quedan para siempre en el baúl de los deseos incumplidos y de vez en cuando aparecen de nuevo para recordarte, de forma insidiosa, que las oportunidades pasan y no regresan.

¿Qué es lo que nos hace detenernos al pie del abismo esperando que alguien nos de un empujón hacia nuestros sueños? ¿Cuánto tiempo perdemos esperando que la vida tome por nosotros nuestras decisiones, alargando la agonía de decidir por nosotros mismos?

Ya se que todas estas preguntas no tienen respuesta.

Cada uno de nosotros debemos encontrar la manera de avanzar hacia lo que nos hace felices, de seguir nuestras corazonadas y dejar que el viento nos despeine mientras dejamos atrás los miedos.

Para May, la decisión tampoco es sencilla. Un billete de avión, un perfil de instagram lleno de fotos preciosas, una mano tendida y una sonrisa que invita a la aventura. Daniel Northonwood. Por supuesto, los puntos a favor pesan más que los puntos en contra.

Sin embargo, no todo en la vida es de color de rosa y May se dará de bruces contra una realidad muy diferente, aquella que está oculta en lo más profundo del corazón de Daniel, y que puede complicar su incipiente historia de amor.

¿Te atreves a seguirlos hacia Tailandia en un viaje de descubrimiento?

May lo tiene claro: seguirá a su corazón y luchará por lo que desea.

“Dentro de veinte años estarás más decepcionado de las cosas que no hiciste que de las que hiciste. Así que desata amarras y navega alejándote de los puertos conocidos. Aprovecha los vientos alisios en tus velas. Explora. Sueña. Descubre”. – Mark Twain

Ven a visitarme en Wattpad

¡Puedes leer el borrador de dos de los capítulos de mi novela antes de que se publique! ¡Te espero!